Páginas

martes, 24 de febrero de 2015

Ratas



La niebla herziana que se traga vuestra realidad, la radiofrecuencia distorsionada, el vertedero holográfico que viene, la lengua alquitranada que asola los campos afirma mis decepciones.
Mi posición política evoluciona en la de la rata, márgenes, submundo, oscuridad, acción silenciosa y hostilidad. Sólo confío en otras ratas, en mis hermanas, en los elementos considerados nocivos o peligrosos para el sistema. Me alejo de todo lo que os importa, de vuestras siglas, de vuestras instituciones, de vuestros calendarios, de vuestros estándares, vomito sobre la calidad de vida y le grito con garganta negra a vuestra compasión enfermiza.
Nos hemos tocado con coronas de hueso, esperamos al gran desplome concentradas en no volver a cambiar una triste mirada con vosotros.
Rezamos al dios de la carroña y a la diosa de la vesania.
Aguantamos la respiración.
Aguardamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario