Páginas

lunes, 12 de enero de 2015

Santoral II. Cuarenta mártires de Sebaste.



Y si una fantasía pasiva de suicidio se abre camino sobre la sonrisa de Tauro, junto al agua, donde la idea de dios se transmite con la eficiencia de la electricidad. Un superconductor de la fe y una jubilosa pulsión de muerte recorre la Legio XII. 40 hombres ofrecen su carne al púrpura -color con el que el padre-tronante otorga honores a los suyos-. Ojos que miran al cielo y santas bradicardias. Poliuria en grupo, derramamiento. Entrega de la respiración a lo crepuscular. Corifeo autolítico con su propio Judas que acepta, réprobo y cobarde, la condenación del agua termal.

Luces sobre el matadero y seducción de querubín que dispara la dopamina con su canto y atrapa al santo número 40 más allá de Licinio.
El dolor escalará el Monte Athos, el dolor construirá templos, el dolor autoinflingido conformará polifonías de eternidad, morid niños, morid hombres hirsutos y abrasados, morid despacio, deleitad con vuestro martirio a todo Bizancio, tallad la piedra, tallad la cruz, cada 10 de Marzo una danza macabra que interpele al obispo y al juez, al proxeneta y a la dominatrix.
Bendita sea toda la pornografía que el menaion os debe y benditas para siempre vuestras muecas de espanto y gloria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario