Páginas

martes, 1 de julio de 2014

Memoria


Soy los dientes apretados del esclavo que morirá en la cruz, la azada manchada de sangre tras la última Jacquerie, el silencio orgulloso de la bruja mientras arde, la última lágrima de la última mujer violada por los cruzados en Ashkelon, la maldición en nauahtl que grita el condenado contra los hombres-máquina del otro lado del mar. Soy el campesino hambriento que morirá bajo los caballos de Enrique II, la niña con los pies deformados en Osaka que no se resigna, soy el beso del leproso, la caricia de la sífilis, la antorcha que ilumina la fachada de Versalles, los vítores que las desdentadas lanzan en la Plaza de la Concordia viendo rodar la cabeza del rey. Soy un hombre ardiente del General Ludd, soy la última Bambara libre, vi caer a mis hermanos y hermanas en Wounded Knee y quise transformarme en maldición, moriré enterrado en barro y heces en el Somme, soy aquella que os vio atrancar puertas y ventanas en Triangle Shirtwaist antes de ahogarse, soy el desdén de Jean Moulin mientras le arrancaban las uñas, y resisto. Soy las ruinas de la escuela de Datong, el retrato podrido de Qiu Jin, soy todas las mujeres rapadas por el fascismo, soy la memoria que duerme bajo las cunetas españolas, soy las cenizas que se derraman sobre el atardecer en Treblinka, soy la madre irlandesa que vio a su hijo morir de hambre en prisión, soy el puto Bobby Sands, soy el puto Ernesto Guevara, soy el espíritu de "El Hombrito", soy Ángela Davis y bailo mejor que vosotros, soy el pecho reventado de Malcom X, soy el chapero apaleado en Stonewall Inn, soy la equizofrenia de Valerie Solanas y la humillación del burka. Soy el minero asturiano que escupe sangre cuando tose por las noches, soy Irina, la mujer vendida y torturada que se la chupa al concejal cuando celebra el último pelotazo, soy el orgasmo perdido de las mujeres mutiladas en el desierto. Caigo junto a todos los suicidas que miran al abismo antes de ser desahuciados, soy la niña Palestina que arroja piedras al tanque, soy el parado de 59 años que sueña con un cáncer de pulmón, moriré desangrado en un muro de cuchillas, me ahogaré en las costas de Lampedusa, seguiré gritando a través de las eras, seguiré exponiendo mi carne, seguiré aguantando, no me rendiré nunca, renaceré, os escupiré en la cara, cambiaré de color, cambiaré de forma, brotaré como un humor negro, como la peste bubónica, como las RATAS, por cada una de nosotras que veáis habrá 200 que no veáis, acabaremos con vosotros, tarde o temprano, os veremos caer, os veremos arder, os lo quitaremos todo y lo repartiremos, os borraremos de la faz de la tierra.

PALABRA.

3 comentarios: