Páginas

jueves, 31 de enero de 2013

Hoy


Esta tarde, en el Garito de La Central, en Madrid, a las 19:30,
los amigos de Pálido Fuego con la ayuda de la escritora Mercedes Cebrián 
nos presentan la primera novela de David Foster-Wallace
"La escoba del sistema"
la únicaque faltaba por traducir.
Vayan planchando sus bandanas, tienen una cita.
 


domingo, 27 de enero de 2013

Levantando el sombrero XXXIII


El 27 de Enero de 1832, en Daresbury, Cheshire, 
nació Charles Lutwidge Dodgson, 
cuyo reflejo fue conocido como Lewis Carrol
Aquel día los espejos se hicieron líquidos
y se nos concedió la posibilidad de atravesarlos,
al otro lado vimos lunas que sonreían como gatos,
reinas de corazones sin corazón,
gusanos azules que exhalaban opio,
niñas perdidas y conejos blancos...

Esta noche, mi sombrero enloquece en su honor.
Feliz sí-cumpleaños señor Carrol.

lunes, 21 de enero de 2013

Espejos XIII



"Para quien se alimentó de las raíces que atormentan, para quien sació la sed con sangre y deliraba como un sudor mortuorio, para quien agotado durmió entre zarales y al despertar su cerebro se había convetrtido en isla, desierto, o grandiosa corona de espinas negra."
                                                                                             
                                                                                         Sergio Oiarzabal.

martes, 1 de enero de 2013

Teselas XV



LA TORRE

Vigilia y sueño enredan sus brazos y piernas
dentro de mi estómago,
fornican a gusto, salvajes,
se azotan las espaldas usando mi sistema nervioso como látigo.

Las esferas rompen su unidad
y transforman su perfección en espirales
en descensos infinitos,
en purgatorios cuánticos que no puedo descifrar.

El día, mi día, permanece boca abajo,
haciendo que al mismo sol se le suba la sangre a la cabeza.
Hasta que entiendo, a fuerza de gravedad,
que amo la carne pero sólo abrazo vapor de estrellas.

Al caer la noche desando los pasos de la historia,
y me deslizo como el fantasma de un gato muerto por las sombras del pasado.
SOY cuando desligo la materia que me envuelve
y revisto mi espíritu de tenue amor de cuento...

No necesito que trepe, amor alguno,
por la fachada de mi torre,
me conformo con la hiedra silenciosa,
con la piedra que la sustenta,
con una ventana grande que dé al norte.
Una vida real, bien ubicada,
un corazón ligero, alegre, tallado en viento.


Irredento
Álex Portero Ortigosa
Editorial Endymion, 2011
Colección Poesía, nº 313
9788477315186