Páginas

lunes, 21 de enero de 2013

Espejos XIII



"Para quien se alimentó de las raíces que atormentan, para quien sació la sed con sangre y deliraba como un sudor mortuorio, para quien agotado durmió entre zarales y al despertar su cerebro se había convetrtido en isla, desierto, o grandiosa corona de espinas negra."
                                                                                             
                                                                                         Sergio Oiarzabal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario