Páginas

miércoles, 4 de julio de 2012

La sabiduría de las brujas XXVIII



POSEÍDO

"El canto de las sirenas hace que todos los horizontes se ahoguen en el paraíso de los huesos, y para la humedad, más severa que la continua caída de una gota de invierno sobre la frente de la locura, sus aspiraciones se convierten en muros de fe tras los que la oscuridad gime y blasfema, noche y día, boca con boca, eterno beso, en las cautivas raíces.

Toqué la piedra y soñó. Bebí agua y voló. Pisé la tierra y huyó. Miré hacia el fuego y creció. Mi lengua siempre estará dulcemente ebria de veneno y nada habéis perdido en sus posesiones amuralladas por el vértigo.

OLVIDADME. Nada obtendréis de mí que no sea un zarpazo y una acometida. Nada queráis de mí que no esté enterrado con ramos de sangre en la lejanía del oro, nada. Nada esperéis de mí cuando apestada, mi voz de harapos cayó como un diluvio de piedra contra los cielos. Olvidadme. Únicamente puedo respirar por mis palabras."


Sergio Oiarzabal
"Delicatessen Underground"
(Bilbao Ametsak)
Masmédula ediciones.
9788493682507

No hay comentarios:

Publicar un comentario