Páginas

sábado, 24 de marzo de 2012

Espejos II


"I've got you under my skin"

5 comentarios:

  1. Después de haber acabado de leer "¿sueñan los androides con ovejas eléctricas?" y de haberme disfrazado ayer de Rachael Rosen, esta foto me toca muy hondo. Lo que no sé es qué mueve y eso me inquieta. ¿Sabias que en el libro original Rachael y Pris son espejo una de la otra?

    ....

    Estoy pensando que seguro que sí, que lo sabes.

    Le estoy dando muchas vueltas a ese libro.

    ResponderEliminar
  2. Nada de lo que aparece en este espacio está desprovisto de una motivación muy honda. Comprendo que la fotografía te llegue muy dentro, así lo hace conmigo, y también ha sido "elegida" gracias -en parte- a unas cuantas lecturas que me han ocupado últimamente para la escritura de mi próximo libro. Ideas, sentimientos, identidades, sensaciones, "egos" que ya conocía, asumía y nombraba, son "armados" de una poderosa argumentación teórico-práctica, esta imagen puede ser interpretada como un desafío al bio-poder político, al armazón educativo y normativo que nos encierra y nos marca sendas fijadas utilizando la naturaleza como pretexto, cuando pretende negarla como fin último. Si inmediatamente has identificado (gran palabra llena de significante) la imagen con "sueñan los androides..." no es por casualidad, la he elegido, entre otras razones, porque ilustra algo llamado "teoría del cyborg", sumamente interesante que ya tendré tiempo de explicar (parte del trabajo).
    Sí he leído el libro, y esa relación especular la recordaba.
    Sigue dándole vueltas, sigue pensando, sigue agitándote, no dejes de hacerlo jamás, para eso existen las artes, y para eso has sido bendecida con los dones de la inteligencia y la sensibilidad.
    Gracias por la visita Irene.
    Abrazo inmenso.

    ResponderEliminar
  3. Me parece muy hermoso como las flores, el "cyborg" y el corse se funden, creando esa singularidad, esa belleza...Creada y embellecida por si misma, fuerte y preciosa. Impresionante el tattoo.

    Y me parece muy interesante la conexión con el personaje de Rachel, Irene; y me gustaría conocer esa "teoría del cyborg", suena muy atrayente. Si el arte no sirve para despertar las mentes, los corazones, las almas, las conciencias...entonces no es arte.

    ResponderEliminar
  4. La imagen es estremecedora, en cualquier caso: sobre todo, porque los ¿tirantes? negros crean la ilusión de que se trata, en realidad, de una muñeca articulada, al parecer que tiene los hombros ligeramente separados del torso, unidos a éste sólo por articulaciones artificiales móviles. Otra vuelta más de tuerca, ahí lo dejo.

    ResponderEliminar
  5. Vaya, no había visto estos comentarios hasta ahora. No me había fijado en la separación de los tirantes, Mar, realmente refuerza la idea de artificialidad contra lo natural.

    También me gustaría conocer la teoría del Cyborg. Creo que esto da para una quedada, ¿no?

    No sé qué mueve, pero (creo que te lo conté, Álex) soñé con este tatuaje y eso ya me habla de su importancia. Aunque el sueño no fue muy revelador, la verdad.

    ResponderEliminar