Páginas

domingo, 11 de diciembre de 2011

Ser y tiempo.



Avanzas, retrocedes, tienes miedo, lo superas, aceleras el paso, más, más, más, empiezas a correr, gritas de rabia, de dolor, de alegría, de miedo, de placer, sigues corriendo bajo los árboles y no les haces ni puto caso, ni a los charcos, ni al asfalto, ni a tu conciencia con voz de catecismo, porque eres fuerte en tu delicadeza, porque sabes que ganarás a pesar de tus cadenas, estás hecho de la materia intangible de los deseos, los reprimidos, los cumplidos, los aterradores, los divertidos, los que serán, los que no serán, eres tu propio objetivo final, los hombres y las mujeres que te habitan, el viento que persigues sin descanso, las lágrimas que maquillas con carcajadas, nadie sabe que cuando ríes estás llorando, siempre, que dominas cada molécula de la que estás formado como un dios malvado, que en tu capacidad para castigarte está tu valor, que tienes un ejército de fantasmas a tu disposición, que no hay derrota posible para quien está educado a base de infinitas pérdidas. Perder, perder, perder, eres un virtuoso de la derrota, haces con ella orfebrería, canciones, orgasmos múltiples, danza clásica, imaginas con ella extrañas formas de amar. Palabras como latidos, poesía que sangra rebotando contra las paredes de tu cabeza cada minuto de cada día de tu vida, te haces sólido cuando te diluyes en ellas, cuando aceptas que eso es todo, tu TODO, que siempre caes en la trampa del papel, que la literatura es la dinámica rectora de tu vida, el amor tu suelo, el sexo tu oxígeno, el dolor tu compañero, el placer tu amante, el miedo tu peor enemigo y tu mejor amigo cuando atiende a razones... Avanza maldita sea, avanza, corre, no pares, no tienes límite, no te midas, no guardes para mañana, no existirás mañana, las rosas ya están muriendo, ¿ves como adoptan hermosísimas últimas posiciones?, dosificarse es de cobardes, de hormigas, propio de aquellos que siempre obedecen, y tú no obedeces, no calculas, no proyectas, nada te asegura que mañana va a amanecer, nunca serás tan joven como lo eres ahora, vive,
nunca serás
tan joven,
como
lo eres
ESTA NOCHE.

Á.


1 comentario: