Páginas

domingo, 13 de noviembre de 2011

Teselas VII




NEURO-GESTA

La música es vapor que se enrosca alrededor de su cuerpo
desde los pies hasta el cuello, hiedra, seda, sudor, un orgasmo
exógeno, un soplido caliente detrás de la oreja, una
serpiente de terciopelo que se arrastra por todo su sistema nervioso,
dos serpientes, tres, seis, doce, veinticuatro, larguedades infinitas
lamiendo imbricados caminos neurológicos, ramas y raíces
que amalgaman dolor y placer, el torrente sanguíneo se le ha convertido
en un alambique mágico del que brotan toda clase de drogas,
esencias, hilos de sexo… Como hiedra, cada nota una
extremidad vegetal que toma un miembro para sí, la bendición de
los ojos en blanco está a punto de ser repartida a diestro y siniestro.

Violencia
           Carcajada
                        Llanto
                                 Exhibición
                                               Vanidad
                                                           Descenso
                                                                         Entrega
                       
Hasta que…
Llega el paroxismo mudo, procesión hueca de todos los hombres
y todas las mujeres que guarda dentro, la revelación mistérica, la
maldita verdad que no quiere escuchar y que muere por gritar al
vacío… Aquella bruma viscosa con la que ha estado retozando en
el templo de la nada se transforma en letanía, toque de campanas,
eco alcohólico, cristal, ambigüedad, un rostro por cada tañido, recuerda
exactamente cada olor, cada terreno sobre el que ha cabalgado
como un jodido escita desbocado, un perverso santoral
nimba su figura, cuerpos desnudos, anudados, voces, gemidos, órdenes,
gritos, palabras como fresas salvajes, aliento a láudano,
mazmorras, paraísos, neones, maleza, pequeñas muertes... Es súcubo,
es íncubo, es una virgen, un torturador, un macho cabrío
descontrolado, un homenaje a Babilonia…
                                                                 Lentamente
                                                     Se apaga
                                         El sonido
                            Regresa
                 Sólido

Vuelve a ser carne y frío, imágenes dentro de un caleidoscopio
enloquecedor que se aloja en la trampa de su cerebro, lluvia en
las córneas, peso muerto bajo su ropa,
pasado, pasado, pasado, pasado.
Sólo DESEA dormir a buen recaudo,
AHORA
Solo
A buen recaudo.
dormir,
aquietar el corazón,
respirar aire templado,
limpiar EL espejo,
cambiarse por una versión inocente de sí mismo.


Á.


Irredento
Álex POrtero Ortigosa
Editorial Endymion, 
2011 Madrid.
9788477315186

Imagen: "Earthbound" (2009), Daria Endresen

No hay comentarios:

Publicar un comentario