Páginas

lunes, 28 de noviembre de 2011

Levantando el sombrero XIII


A William Blake


"Sobre tu cuna pendía un árbol
del que brotaban ángeles cada primavera,
diste forma al fuego de la sabiduría
enterrando viva a la razón.

Demostraste que la poesía no puede medirse,
que el fuego no necesita al hombre para existir.
Revelaste que es la imaginación del profeta la que crea al dios,
y que la pereza copula con el miedo a morir
para infundirle vida.

Encadenaste dragones,
construiste un infierno alimentado por las brasas de la ciencia,
anunciaste el fin del absolutismo de los gigantes
y besaste en la frente a Prometeo.

Caminas todavía entre las estatuas de los santos,
te apareces en las pesadillas de aquellos
que barren con sus lenguas los pedestales
sobre los que descansan.

De nuevo el fuego fue arrebatado a las estrellas,
sin necesidad de construir alas de cera
ni de agazaparse en la oscuridad de la esperanza vacía.
Tú lo hiciste,
hipnotizando a la eternidad con filosofía,
destruyendo sofismas
ante los rostros horrorizados de los hombres
dando color a las llamas del abismo,
mostrando el camino secreto de regreso al edén
anclando al señor de los sistemas
a una roca solitaria hasta hacerle llorar y renegar de sí mismo.

Los ángeles caídos,
los poetas,
los fantasmas,
los soñadores,
cada ser que cierra los ojos en busca de la sublimación,
aquellos que abjuran de la inmovilidad y la ignorancia,
te saludan con un golpe de sombrero,
y te dan las gracias,
por el primer paso dado a ciegas de toda la historia."

Fantasmas
Editorial Endymion
Colección: Poesía, nº 307
Madrid 2010
9788477314967


El 28 de Noviembre de 1757 nacía William Blake, y la eternidad fue, es, y será su testigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario