Páginas

martes, 4 de octubre de 2011

La sabiduría de los brujos III




ANDADURA

Yendo siempre adelante las sombras de mis pasos mueren 
como la trayectoria de un cometa de oscuridad,
Y el asfalto a mis espaldas me suprime, 
con todo lo que he sido y todo lo que he pensado. 
Como un prestidigitador,
destinado a escamotearme la vida. 
Hay una sucesión correcta de casas 
en este camino, que no obstante, 
ha de significar algo.
Hay un cielo sin color, sin olor, sin carne,
sobre mis pasos sin importancia.
Con los ojos cerrados ando en una caja negra.
Con los ojos abiertos ando en una caja blanca.
Y por más que me esfuerzo por entender algo,
pesados martillos me parten en la cabeza todos los pensamientos.


Max Blecher (1909 - 1938).

No hay comentarios:

Publicar un comentario