Páginas

domingo, 28 de agosto de 2011

Levantando el sombrero VI



El 28 de Agosto de 1749 nació Johan Wolfgang Von Goëthe, en Francfort del Meno, Alemania. Y nada de lo que yo pueda expresar por escrito puede hacer justicia a su figura, a su influencia sobre la cultura mundial, y desde luego, al significado que ha tenido, tiene y tendrá su magisterio en mi vida personal.

Con él paseamos descalzos e inocentes entre las nubes, ascendimos al monte Bröcken confundidos -transformados en volutas- entre los gritos de las brujas, dimos la mano al diablo en busca del conocimiento supremo y tan solo atisbamos el principio del universo. Si la humanidad deambula perdida por un  inmenso páramo oscuro desde la noche de los tiempos, Goëthe -con su literatura- fue un relámpago que, por unos breves instantes, lo iluminó todo.
Aún seguimos tanteando a ciegas, buscando restos de su imponente luz.
Él fue el moderno Lucifer, el segundo Prometeo.

Mi sombrero siempre está levantado en su honor y mi pluma es espada afilada para defender su legado.

" Si la mañana no nos desvela para nueva alegrías, y si por la noche, no nos queda ninguna esperanza, ¿es que vale la pena vestirse y desnudarse? "

No hay comentarios:

Publicar un comentario