Páginas

miércoles, 3 de agosto de 2011

Levantando el sombrero III

Un cuatro de Agosto de 1792 nacía entre brumas Percy Bysshe Shelley, divino ateo. Jamás la razón y la coherencia llevaron mejores vestimentas. La encarnación del romanticismo combativo, elevado, erudito, pasional e irrefutable. Un ser que brillaba de pura oscuridad... Las aguas, de puro amor, se lo llevaron en plena juventud para siempre. Su esposa Mary Shelley, guardó su corazón hasta el fin de sus días; su hermano Lord Byron, fue en busca de su sombra una década después... Nosotros le buscamos en cada espejo y tratamos de recitar en voz baja para no despertar a la serpiente
Él era Prometeo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario