Páginas

sábado, 30 de julio de 2011

Ser y tiempo



Bebo alcohol para adultos, consumo sustancias solamente permitidas a los adultos, tomo benzodiacepinas para adultos, tengo fuertes dolores articulares sin causa aparente, una extensa vida laboral, canas invadiendome la barba...
...Y sigo llorando como un niño.

2 comentarios:

  1. Tu reflexión unida a la obra de Laurie Lipton me sobrecoge, por su sencillez y su profundidad, ...y su tristeza

    ResponderEliminar
  2. Querido, ese dedo en mi llaga es un consuelo. Llorar nos hace sentir la vida, lavamos el alma limpiando nuestros ojos. Un beso enorme, Alex.

    ResponderEliminar