Páginas

miércoles, 10 de febrero de 2016

Hoy. Crews&Blues. Dirty Works.


Esta tarde, a las 20:00, en Librería Nakama (C/ Pelayo 22),
Dirty Works Editorial plantan la carreta y me invitan a vocear la mercancía.
Presentamos "El amante de las cicatrices", libro de nuestro bastardo padre, Harry Crews,
habrá Bourbon, habrá música gracias al gran Iñigo Coppel,
habrá complicados rituales rastafaris, habrá humor mostrenco y,
por supuesto, habrá exhibición de impecables modales sureños.
"Crews y Blues"

martes, 9 de febrero de 2016

Beyoncé, panteras y guerra cultural*



A veces el mainstream tiene estas cosas, Beyoncé poniendo en fila a los estados unidos de américa y rémoras internacionales en el descanso de la Super Bowl, haciendo gritar al personal, recibiendo la rendición incondicional de medio mundo y el homenaje sentido del otro medio mientras baila como una Reina Bambara transfigurada en Comandante de las Black Panthers, acompañada por una división de guerrreras con boina negra, swag por las nubes, puño en alto y muy mala hostia.
Millones de personas comiéndose con patatas una sentida apología de la lucha armada por la liberación del pueblo negro entre vítores, llantos adolescentes y aplausos entregados.
Esto también es parte de la pelea, y la jefa Knowles ha entrado en Babilonia por la puerta de Ishtar bajo una lluvia de pétalos de rosa.
Bien hecho, joder.

*la idea de guerra cultural, y la alerta sobre la actuación de Beyoncé se las debo a La Muerte del Pop (@LaMuerteDelPop en twitter)

jueves, 4 de febrero de 2016

2ª Edición de Mundo Subterráneo.


Desde el cuartel general de La Felguera llega comunicación cifrada anunciando que en pocos días estará lista la SEGUNDA EDICIÓN de "Mundo Subterráneo",
artefacto literario que revela secretos sobre el mundo bajo tierra
en el que colaboro junto a gigantes como Grace Morales, Frank. G. Rubio, Javier Calvo, Josep Lapidario, David Bizarro, Elena González y Javier Urdanibia y que
incluye traducción de "Mundus Subterraneus" texto de Athanasius Kircher escrito en 1665.

Estamos de celebración.


martes, 2 de febrero de 2016

"Hambre", despedida y reflexión.

                                                           Foto: Juan Díaz Díez

Estoy mirando el mono blanco que constituye prácticamente todo el vestuario del miliciano, mi personaje en "Hambre". Está perfectamente doblado junto a la camiseta sucia que también he llevado durante las funciones cada fin de semana de enero, por ahí cerca veo también las armas, blancas y quietas. Hay resonancia en estos elementos. Ya no son solamente prendas de ropa o atrezzo.

Una de las mejores cosas que tiene el hecho teatral es su finitud, su temporalidad, meses de planificación y ensayo desembocan en una obra de teatro, y esta, en una serie de funciones, cuando terminan, se acabó, casi como una vida, sin rastro palpable, no son obras de arte plástico que puedan colgarse en la pared o colocarse sobre un pedestal, tampoco filmaciones, ni edificios construidos para enfrentar siglos. No. Todo es eco y memoria, impresiones retinales que se apagarán tarde o temprano, imágenes residuales que serán manipuladas o adaptadas por la bioquímica de quien trate de recordarlas, estratos cada vez más profundos condenados a terminar siendo pulsos leves.

Mido el éxito de mi trabajo escénico en base al poso que me deja cuando lo termino, y sobre todo, en el poso que parece dejar en los demás. Podría alardear, en este momento, de haber colgado el cartel de "no hay localidades" durante todo el mes, pero eso, siendo maravilloso, no dice lo importante, no habla de lo que realmente cuenta.
"Hambre", con sus debilidades y sus puntos flacos, ha dejado cicatriz, en mí desde luego, en el público, teniendo en cuenta la cantidad e intensidad de mensajes que nos han hecho llegar por diferentes vías, también.
Mentiría si dijese que no voy a echar de menos a ese demonio blanco que ha vivido conmigo los últimos meses, su brutalidad destructora tenía algo de expiatorio, así he querido que sea, así he querido entenderle, todo el mundo nace con un lobo rabioso dentro, se le puede alimentar o se le puede dejar morir de hambre, pero ahí está, y con todas las precauciones, el cansancio, y hasta la repugnancia, me ha gustado conocer al mío.
Decía que la finitud es una de las mejores virtudes que tiene el teatro, la consciencia de un final que obliga a la humildad absoluta, en el fondo hacer teatro se parece a elaborar mandalas de arena coloreada, al final, sabes que el viento se lo llevará todo, quedará lo que hayas cambiado dentro de ti y dentro de los demás durante el proceso, nada más.
Es hermoso, ¿verdad?

lunes, 4 de enero de 2016

Hambre. Estreno. Striga.


De las cosas verdaderamente importantes siempre me cuesta escribir o hablar, y esto lo es.
Cuando dejé el trabajo asalariado para dedicar todo mi tiempo a mis proyectos tenía muy claro cuales eran, el primero, la literatura, quería disponer de horas y energía suficientes para escribir, al fin, un libro del que enorgullecerme completamente, un buen libro no hecho de fogonazos, y en ello estamos. También dedicar más tiempo a escribir buenos artículos, a colaborar con los medios que así lo quisieran de un modo sistemático, profesional y serio.

La otra mitad de mi nueva vida era para el teatro, dejé de hacerlo hace muchísimo tiempo y quedó cicatriz. Retomar formación en la escuela La Usina de la mano de Gabriel Molina, el Taller con Andrés Lima en octubre, cuya intensidad y exigencia supusieron un modo de resurrección, y encontrar un equipo con las mismas inquietudes ha hecho posible lo que parecía imposible.

Estoy de vuelta. Estamos en escena. Empezamos saltando al vacío. Hemos adaptado "Blasted", de Sarah Kane, hemos creado un espectáculo, casi una liturgia, llamada "Hambre", nos hemos dejado la piel ensayando y planeando cada detalle.
Tengo mucho miedo, pero no cambiaría esto por nada.

Todos los sábados de enero, a las 22:30 estamos en el escenario de La Usina.
Podéis consultar nuestro proyecto escénico en la web de nuestra compañía: http://www.striga.es/

En el cartel que preside esta entrada -diseño de Mar del Valle y fotografía de Lua Quiroga- están todos los datos sobre entradas, ficha técnica, etc.

Insisto, es importante.





miércoles, 9 de diciembre de 2015

Presentación. "Mundo Subterráneo". La Felguera.


Lunes 14 de Diciembre a las 19:30
en Cervantes y compañía
(C/Pez, 27, Madrid)
presentamos "Mundo Subterráneo"
opus telúrica bajo el sello de La Felguera
en la que me han dejado jugar junto a gigantes literarios como:
Grace Morales, Frank G. Rubio, Elena González y David Bizarro, Javier Calvo,
Jabier Urdanibia o Josep Lapidario.

Jules Verne y Athanasius Kircher también vienen.

¡Más abajo!

martes, 24 de noviembre de 2015

Mundo Subterráneo en La Felguera.

Este libro es especial.
No llegué a tiempo a los Circunceliones, los Illuminati no me aceptaron por criticar su pésima ortografía latina, el Capitán Swing siempre me pareció un bocazas, el casting del IRA no lo pasé por falta de pecas y los Panteras Negras desestimaron mi solicitud de ingreso poniendo excusas absurdas que ahora no recuerdo.
Terminar escribiendo para La Felguera supone la culminación de una vocación, un destino natural y un privilegio del que presumiré toda mi vida.
"Mundo Subterráneo" es un tratado tectónico, una tautología intraterrestre, un descenso a todos los infiernos, una exhibición telúrica en la que algunos gigantes como Frank G. Rubio, Grace Morales, David Bizarro, Josep Lapidario, Elena González, Javier Urdanibia o Javier Calvo me han dejado que les acompañe a un unplugged de Athanasius Kircher en una cueva.
Estoy feliz como un Morlock escuchando una sirena.
Os dejo el booktrailer y os prometo conejos blancos, reinas de corazones y MDMA
En poco más de una semana nos vemos en las librerías.


MUNDO SUBTERRÁNEO. PUERTAS SECRETAS, CIUDADES SUMERGIDAS Y UTOPÍAS BAJO TIERRA from La Felguera Editores on Vimeo.