Páginas

miércoles, 1 de julio de 2015

viernes, 26 de junio de 2015

Orgullo 2015

Foto: Catherine Opie "Normal"


El periodismo progre emitiendo especiales Orgullo como emético insuperable. Las preguntas absurdas que plantean, el simplismo insultante, el paternalismo rampante que destilan, el acojonante desfase de la información que manejan, la reducción sistémica a tres o cuatro conceptos que podrían ampliar dedicándose UN PUTO DÍA a navegar por la red con los ojos bien abiertos y un poco de pericia.
Renuncio a que abran un maldito libro. Renuncio a que les suenen Butler, Despentes, Preciado, Haraway, Hocquenghem o Coll-Planas. Renuncio a que sepan que hay vida más allá de las canciones de Caetano Veloso y del amigo mariquita que todo el mundo parece tener.
Siguen insistiendo en constructos mutiladores como la "normalización", manejando insultos ontológicos como la "tolerancia", ensalzando el canibalismo amable de la "discreción", dando por sentada la acción quirúrgica en los casos de personas trans -el aspecto debe adaptarse a lo que una sociedad analfabeta pueda leer al mirar, la misma sociedad que se llevará las manos a la cabeza cuando se plantee la opción de que esos tratamientos los cubra la sanidad pública-, ni rastro de lo no binario, ni rastro de la construcción personal del género, ni rastro de las sexualidades diversas y cambiantes, ni rastro del concepto "fluido", toda identidad reducida a una polla, un coño, un par de tetas y un culo multifunción.
Preferible la frontalidad cérea de la ultraderecha, al menos conocen sus límites y son coherentes con su visión ridícula del mundo.

martes, 23 de junio de 2015

Las canciones de los durmientes. Layla Martínez. Fragmentos.



"La envenenadora tenía los dedos largos y delgados como las noches de los insomnes o como los cordones de las botas de los suicidas. Los suicidas son obligados a arrastrar decenas de cencerros atados a sus botas, de ahí que los médicos practiquen sangrías a los melancólicos que acarician sogas cuando cae la noche. Después de las sangrías, los melancólicos olvidan las sogas y acuden a los entierros, donde lloran tristemente por la muerte del cochero búlgaro que murió por la picadura de una abeja y por la enfermera fallecida tras los atentados celestes."

"La domadora de babosas había empezado a fabricar sus látigos diminutos el último día de marzo de 1576, nueve inviernos antes de que los ángeles bajaran de los cielos. Los látigos eran pequeños como los huesos de los pájaros, pero estaban hechos con maldad, como las coronas de hiedra de los mendigos o los uniformes abotonados de los boy scouts. Por eso, provocaban dolor cuando golpeaban las pieles brillantes y escurridizas de las babosas, que se resistían a cualquier intento de domesticación. Como todo el mundo sabe, las babosas han sido siempre animales violentos, especialmente después de alcanzar la tercera semana de vida. A partir de ese momento, comienzan a murmurar conjuras y a cocer en sus vientres oscuras ponzoñas."

"Esa mañana caminamos hasta la casa de los ancianos de manos temblorosas y tapiamos con cemento las puertas y las ventanas. Enseguida dejaron de oírse los alaridos, pero nuestros bailes y nuestras palmas siguieron escuchándose durante semanas"

"Habíamos aprendido el lenguaje de los muertos de labios de las muchachas que viven en los pozos, por eso fuimos a ver a los durmientes y nos arrodillamos junto a ellos. Y los durmientes hablaron. Y dijeron:

[...]"

viernes, 19 de junio de 2015

Espejos XX



Te importará muy poco lo que los demás piensen de ti
cuando te des cuenta de lo poco que piensan en ti.

David Foster Wallace

lunes, 8 de junio de 2015

Estreno "Invisibles"


Superando problemas técnicos, gracias a la infinita capacidad de improvisación, creatividad, e inteligencia de nuestra domadora de luz, Lua Prometea, el sábado pasado estrenamos "Invisibles". Estupendas sensaciones y agradecimiento eterno a quienes vinisteis a vernos. Entendemos lo que significa confiar en una compañía que aún se mueve como un topillo recién nacido, y lo apreciamos como lo que es, un gesto de enorme generosidad.
Seguimos aprendiendo.
Este sábado 13, a las 20:00, redoblamos esfuerzos, palabra.
Terminamos "felices como bestias".
Nos encanta hacer teatro.


Todos los sábados de junio, en La Usina, a las 20:00
Entradas, 13 Euros, en Ticketea, Atrápalo y taquilla de la sala.

jueves, 4 de junio de 2015

Invisibles: memoria y terror en Brecht y Beckett.



Lo que empezó siendo el ejercicio de un curso de dirección escénica, ha fraguado en nuestro primer montaje, humilde, pero lleno de intención.
Todos los sábados de junio, a las 20:00, en Sala La Usina (C/ Palos de La Frontera, 4), ponemos "Invisibles: memoria y terror en Brecht y Beckett". Reinterpretación y adaptación de "El chivato", de Bertolt Brecht y "La última cinta de Krapp" de Samuel Beckett.
Apenas estamos tanteando medio ciegos nuestros primeros pasos teatrales, esto es parte de un proceso de trabajo y de crecimiento, habremos cometido excesos y caeremos en tópicos propios de recién nacidos, pero seguro que durante la hora que suman las dos piezas, encontrareis momentos de buena y sincera escena.
Ayudadnos a crecer, trataremos de devolveros lo invertido.

"El miedo y los recuerdos paseando por el salón de tu casa".

Entradas, 13 Euros, disponibles en taquilla y en:

Ticketea y Atrápalo

(enlaces directos)



miércoles, 27 de mayo de 2015

Espejos XIX

Foto: Harrys Tzortzakis en King Lear, de Tomaz Pandur


Escribir es un oficio muy egoísta, dedicas gran parte del día a analizarte y a sondear tus profundidades, cosa que resulta asquerosa y que no quiero imponer a nadie. 
Pero hay que hacerlo, si quieres escribir cosas que merezcan la pena.

Nick Cave